Los ángeles salvadores

viernes, 17 de febrero de 2012

 ¡Hola! Sé que esta es mi primera entrada en este blog y ¿qué mejor para inaugurarlo que un relato? Este relato lo presenté a un concurso y obtuve el segundo premio, espero que os guste y no olvidéis dejar vuestra opinión. Sin más, os dejo con el relato.


Éramos una pandilla grande. Veinte, tal vez treinta amigos que salíamos juntos cada fin de semana. Hubo un fin de semana que lo cambió todo. Era sábado. Por la tarde. La noche se abría paso velozmente desterrando al sol y coronando a la luna como Diosa. Habíamos quedado en ir de fiesta pero, al final, la mayoría no pudieran bajar por los exámenes finales. De modo que decidimos ir a pasear y cenar, solamente.

Nos acercamos a un parque y nos sentamos en un banco. Los chicos a un lado, las chicas al otro. Excepto una pareja. Sondra Miller y Enrique Santiago, Quique. Últimamente estaban muy acaramelados. Se sentaron en un banco, protegidos por las sombras de un arce centenario que extendía sus ramas hacia el sol poniente. El pelo negro de ella le cubría la cara, impidiendo ver la expresión de su rostro. Él comenzó a inclinarse hacia ella, con lentitud pero sin detenerse. Ella acercó su rostro al de Quique y, agarrando su pelo para atraerlo hacia ella, lo besó con fiereza. Todos los demás los miraban, anonadados. Los chicos comenzaron a palmear y silbar ante el fiero aspecto de Sondra al besar a Quique. Ella no se detuvo y continuó sin prestar la menor atención. Sara, una chica de pelo rubio y ojos grises se acercó al banco. Tiró brutalmente de Sondra para separarla de Quique y le increpó:
-¿Cómo has sido capaz? ¡Sabías que a mí me gustaba!-gritó con la cara encendida por la furia.
-¡Si tú no hacías nada! Besa muy bien, ¿sabes? ¡Ah, no! No fuiste lo suficientemente valiente para hacer esto-volvió a besar a Quique consiguiendo que Sara se echara a llorar desconsoladamente.
Algunas chicas corrieron a socorrerla.
-No le hagas caso…
-Lo que ha hecho está muy mal.
-¡Es una amiga horrible!-afirmaban todas.

Los chicos continuamos en nuestro banco, sin movernos. David comentó:
-Esto empieza a parecer un culebrón.
Todos asentimos en silencio.

Quique y Sondra continuaron bajo el árbol, ignorando los lloros de Sara que inundaron el parque. Verónica se levantó del banco.
-Avisad a esos que nosotras nos queremos ir-señaló a las demás que asintieron con fervor.
Verónica era la ``líder´´ por llamarla de algún modo. Era alta, de pelo y ojos negros con un filo hiriente, que se afilaba como un cuchillo si no cumplías sus deseos al pie de la letra.

Adrián se acercó a avisar a los enamorados de debajo del arce. Se levantaron y nos siguieron. Vero encabezó el camino hacia el Burger King. Sondra y Quique no dejaron de besarse, cada, exactamente, tres segundos. Los demás bromeábamos y reíamos haciendo caso omiso a las miradas de odio que dirigían Sara y sus aliadas a la pareja de  el año, del siglo tal vez.

En el Burger King la pareja se sentó junta. En la zona oscura de la esquina mientras los demás hacíamos el idiota con el Ketchup y nos lanzábamos patatas fritas en una guerra de comida improvisada en la que todos salíamos perjudicados. Ahí no había neutrales. O atacabas o te atacaban. Salimos del local y caminamos por las abarrotadas calles de gente, habituales en un sábado noche. Jorge se acercó a Lucía y le susurró algo. Ella asintió y empezó a frenar su andar para quedar al fondo con él. Nueva pareja. Nadie nos la imaginábamos pero no era tan sorprendente como la de Quique y Sondra que seguían besándose, esta vez, cada dos segundos. Sofía y Sara confabulaban en su contra, supongo que buscando la forma más rápida de asesinar a Sondra cuando Quique apartara la vista.

Pablo se acercó a Sara. Estaba enamorado de ella desde que ambos teníamos uso de razón.
-¿Porqué no te vienes conmigo a tomar algo? Que los demás no vengan no significa que no podamos pasarlo bien.

Sara dudó pero acabó por alejarse detrás de Pablo. El grupo se fue dividiendo poco a poco. Sondra y Quique se marcharon sin decir nada, desaparecieron tragados por las sombras. Unos cuantos se fueron a una discoteca cercana. Al final solo quedamos cuatro personas, las que mantendríamos al grupo unido durante dos años más cuando, finalmente, cada uno se buscó nuevas amistades, más acordes con sus gustos y aficiones. Daniel, Noemí , Carlos y yo, Marcos. Noemí dijo que debía irse a casa. Decidimos acompañarla. En el portal Noemí nos hizo una confesión inesperada.

-Debéis arreglar el batiburrillo que se ha formado. Quique tiene novia en el pueblo donde viven sus abuelos. Conseguid que deje a Sondra y todo se arreglará-sin darnos tiempo a nada más subió a su casa.

Nos miramos y decidimos hacerle caso, Noemí solía tener razón. Y así, sintiéndonos ángeles salvadores del mundo, tergiversamos, mentimos y criticamos hasta conseguir que las cosas volvieran al cauce que nunca debieran abandonar. Y así, el grupo nos proporcionó dos años más de risas y diversiones.

Ni que decir tiene, que las parejas que ese día se formaron duraron menos que un telediario.

12 comentarios:

Esperanza Writes Too dijo...

¿Qué concurso? jajajaja ¡Es precioso María, me has dejado anonadada, el relato es fantástico.
Una cosa, ¿Cómo que has creado este blog? O.O

Esperanza Writes Too dijo...

¡Tonta de mí! Ese fue el concurso de Sondra: 333 seguidores (concurso en el que no pude participar ¬¬)

Alice.G dijo...

Guaaaauuu me ha encantado impresionante Me encanta en serio

aLba dijo...

muy chulo el relato =)

Anónimo dijo...

Me encanta, es magnífico!!!!!! :D

Mónica Yuuki dijo...

Me a gustado mucho, eres genial. Él último párrafo es una verdad universal jajaja

María Hojas De Papel dijo...

Exactamente :3

María Hojas De Papel dijo...

¿Cómo qué lo he creado? Porque tenía ganas xDD

María Hojas De Papel dijo...

Grazie :3

María Hojas De Papel dijo...

Gracias ^_^

María Hojas De Papel dijo...

Gracias (:

María Hojas De Papel dijo...

Jajaja Dudaba de si ponerlo o no pero no puede resistirme jaja

Publicar un comentario

¡Hola! Alguien que se acuerda de comentar y hacerme feliz :) ¡¡Recuerda confirmar que no eres un robot!! xD
PD: Agradeceré tu comentario mientras no sea spam.